Genuino Aceite de Nigella

Aceite de Nigella : su historia

aceitedenigella historia nefertiti

Oriundo de la región mediterránea, el aceite de Nigella está utilizado desde más de 2500 años, principalmente por sus propiedades digestivas. Los egipcios la utilizaban para tranquilizar los dolores de cabeza. El aceite de Nigella viene de una de las semillas medicinales la más veneradas de la Historia : la semilla de comino negro.

El aceite de Nigella, también llamado aceite de lo faraones, proviene de la familia de las ranunculáceas. Son plantas herbáceas anuales, de follaje finamente cortado que pertenecen al género Nigella Sativa. El aceite de Nigella se obtiene por presión en frío de las semillas de comino negro. Se fueron encontradas semillas de comino negros así que un frasco de aceite en la tumba de Tutankamón.

El comino negro fuera un ingrediente esencial en mucho fuentes egipcios. Los doctores de los faraones han utilizado las semillas de comino negro como una ayuda digestiva después de grandes banquetes y como antídoto contra dolores de cabeza, dolores de muela, infecciones, inflamaciones, alergias y asma. En la Edad Antigua, el aceite de Nigella estaba un secreto de belleza para las mújeres. La reina Nefertiti, elogiada por su exquisita tez, fue una usuaria ávida de aceite de comino negro. Es un aceite multifacético, por eso, en Egipto, se llama “habit al-baraka”, la semilla bienaventurada.

El Aceite de Nigella regresa

Sus virtues y ventajas fue decubridos de nuevo solo desde medio siglo. Desde enconces, trabajos han propulsado el aceite de Nigella en primera fila de los aceites terpéuticos. Las mejores semillas vienen de Egipto, donde pueden madurar en condiciones optimales : los oasis.

 

Aceite de Nigella y estudios científicos

aceitedenigella historia laboratorio

En 1959, un equipo de médicos egipcios dirigido por el doctor Muhammad Dakhakhnî consigó extraer su principio activo que bautizaron la "Nigelona". Al injectar en animales de laboratorio, demostraron que no había efectos toxicos o nocivos y que tenía la faculdad de dilatar los bronquios, por eso se recomenda el aceite en el tratemiento del asma y de la bronquitis.

Pero fue en medio de los años 1980 que la medicina moderna se interesó a las virtudes del grano negro "Nigella Sativa" y el principal autor del primero estudio exhaustivo fue el doctor Ahmed al-Qâdî, un medico egipcio qui vive en los EEUU. Su amigo, Shaykh al-Zandânî, explica que el doctor Ahmed al-Qâdî se dí "como este grano negro est un remedio contra todas las enfremedades, por eso debe haver efecto sobre el sistema inmunitario, que defiende el organismo contre las enfermedades". En efecto, después experiencias sobre sujetos con insuficencias inmunitarias, el doctor demostró que tomar Nigella Sativa incrementa los anticuerpos y refuerza considerablemente el sistema inmunitario. El doctor al-Qâdî dedujo el papel primordial que pusiera tener esta semilla en el tratamiento de las enfermedades causadas por deficiencias en el sistema inmunitario. Zandânî añade que los resultados fueron homologados por el instituto americano de ciencias biológicas experimentales y que el doctor al-Qâdî fue recompensado por sus investigaciones.

El doctor Hassan Chamsi Pacha (cardiólogo) afirma que « los estudios experimentales [precedentes] mostró en efecto que el grano negro tenía la propiedad de reforzar el sistema inmunitario, y por consequencia, aumentar las capacidades del organismo a luchar contra los microbios y los virus.

Un estudio realizado por el King’s College de Londres y publicado en 1997 había mostrado que el aceite de Nigella se componía de dos tipos de aceites : el aceite volatil que contiene su principio activo "thimoquinona" a razón del 0.45% et el aceite graso a razón del 33%. Los investigadores habían confirmado que este aceite volatil estaba eficaz en la disminución de las inflamaciones articularias. El estudio también confirmó la capacidad del grano de comino negro a impedir la proliferación de los microbios.

Otros estudios signalaron las virtudes del grano negro en el tratemiento del asma y de la inflamaciones de los bronquios. Un otro estudio demostró que Nigella Sativa aumenta la capacidad de los macrófagos a absorbar ciertos parásitos llamados "parasitos de los leucocitos polinucleares".

 

Para probar este tratamiento de Aceite de Nigella, visite nuestra página de pedidos (100% garantía de devolución de dinero!)

Productos de Aceite de Haarlem

 

Boletín de Noticias

Envíenos su correo electrónico y mantenerse en contacto con nosotros